Reglas de Cinquillo

Reglas del juego Cinquillo

El cinquillo es un juego de cartas en el que los jugadores deben descartarse formando escaleras de cada palo sobre la mesa comenzando desde el número cinco.

Existe otra versión del mismo juego denominada Los Seises, cuya única diferencia está en la carta de salida (en lugar del 5 se usa el 6).

Desarrollo del juego

Se reparten las cuarenta cartas de la baraja entre los jugadores.

Empieza a jugar el jugador que tenga el cinco de oros. Cada jugador en su turno deberá intentar descartarse de una carta, formando escaleras de los cuatros palos de la baraja sobre la mesa.

Las escaleras deben iniciarse desde el número 5 de cada palo, y deben ir completándose tanto hacia abajo (hasta alcanzar el as) como hacia arriba (hasta alcanzar el rey).

Si en su turno un jugador no tiene ninguna carta con la que continuar una escalera o con la que empezar una nueva (un cinco), debe pasar.

Vence el primer jugador que logra descartarse. En cuanto lo consigue, la mano acaba.

Puntuación

Modalidades en Ludoteka

Las tres modalidades del juego se disputan entre 4 jugadores, y con baraja de 40 cartas.

Cinquillo Clásico

Es la modalidad normal, que se ajusta a las reglas explicadas.

La forma de puntuar durante la partida es la siguiente:

  • El ganador de la mano gana 5 puntos. Además, obtiene 1 punto por cada carta que los demás no han podido colocar.
  • El resto de los jugadores restan un punto por cada carta que no han conseguido jugar.

La partida acaba cuando alguno el jugador que gana la mano alcanza los 30 puntos.

Cinquillo Por Parejas

Se trata de una variante del juego ideada por Ludoteka.
La diferencias sobre el juego original son estas:

  • El reparto de cartas está modificado, de manera que cada uno de los 4 participantes recibe uno de los cuatro ases, uno de los cuatros doses, ... y por tanto los 4 participantes empiezan la mano con una carta de cada índice. Además, ningún jugador recibe dos cartas consecutivas de un mismo palo.
  • Los cuatro jugadores participantes forman dos parejas que se sitúan alternativamente.
  • Al finalizar cada mano, la pareja a la que pertenece el jugador descartado obtiene 1 punto por cada carta que ha quedado sin colocar sobre la mesa.

La partida acaba cuando la pareja que gana la mano alcanza los 25 puntos.

Cinquillo Cabrón

Esta modalidad se diferencia porque los jugadores pueden saltarse cartas al formar las escaleras. En concreto estas son las reglas:

  • La primera carta a jugar de cada palo es el 5, del mismo modo que en el Cinquillo Clásico.
  • Una vez que sale el 5, puede colocarse cualquier carta que sea superior o inferior a todas las cartas ya situadas en la escalera del mismo palo.
  • Las cartas saltadas no pueden jugarse, los jugadores deben quedárselas definitvamente hasta el final de la mano.
  • Gana la mano el jugador que consigue colocar un mayor número de cartas, es decir, quien se ha quedado con menos cartas cuando ya se han colocado los cuatro ases y los cuatro reyes.

Jugando al Cinquillo Clásico los ases y los reyes son las peores cartas. Sin embargo, en el Cinquillo Cabrón ocurre al contrario, ya que estas cartas nunca pueden ser saltadas.

En el cinquillo cabrón la puntuación se contabiliza de este modo:

  • Cada jugador suma un punto por cada carta que ha colocado.
  • El ganador de la mano obtiene además 1 punto por cada carta que los demás no han podido colocar
  • Es posible que en una mano haya más de un vencedor. En este caso, los vencedores se reparten los puntos otorgados por las cartas que no han sido colocadas.
  • En caso de lograr colocar sus diez cartas, el ganador de la mano obtiene 5 puntos adicionales.

La partida acaba cuando alguno de los participantes alcanza los 80 puntos.